Muestra de fe: Peregrinación a Talpa

Imagen y texto por Cristina Garibay

La peregrinación a Talpa se lleva a cabo año con año con la intención de ofrecer el sacrificio que representa el caminar hasta dicho municipio con motivo de la Semana Santa en pago de favores divinos o para pedir alguno.

Con los primeros rayos del sol es momento de levantarse para iniciar el recorrido del día martes 19 de abril para dejar el municipio Atenguillo e iniciar a caminar por los cerros, con la dificultad que representa recorrerlos debido al intenso calor y la rocosidad a las que se enfrenta el peregrino; caminos no definidos y totalmente desconocidos en donde pareciera que el tiempo se detiene y no se percibe el avance ya que el cansancio se vuelve un obstáculo, sin contar los dolores tanto musculares como de cabeza que ponen más trabas para continuar.

Pero llega un momento en que al voltear a ver el entorno, cuando se observa a los peregrinos con quienes se viaja, se puede analizar el tamaño de la  fe: realmente es grande, lo suficiente como para que personas de la tercera edad y niños soporten transitar el camino al  cerro conocido como” El Espinazo del Diablo”.

Posteriormente se encuentra el “Cerro de la Campana” el cual también hay que recorrer durante algunas horas para hacer la siguiente parada en “Las Cruces” lugar para comer, hidratarnos, descansar unas horas y platicar con el grupo las anécdotas vividas durante la caminata.

Se debe continuar con el recorrido a pesar del cansancio de la mayoría de los peregrinos, la ventaja de caminar este tramo es que la tarde es fresca y las nubes ayudan a que los rayos del sol no penetren directamente  para seguir  pasando por lugares conocidos como “Jacales”, Gallineros”, “Guayabos”, “Santa María” entre otros. Caminos planos y largos,  muy largos son los que se recorren aun arrastrando los pies por el  intenso cansancio. Momento de llegar a “Cocinas” lugar donde se pasará la noche no sin antes consumir alimentos y bebida.

Es interesante que durante el recorrido se logra escuchar y conocer algunas leyendas populares de sitios por los que pasas. Como  la de las piedras, la de las cruces y la de la campana, verdad o no, se hace ameno el camino con esas historias que se cuentan por personas que año con año han recorrido esos lugares y les han contado esa leyendas.

Llega el Jueves 21,  día santo y es momento de partir de “Cocinas” hacia “Cruz de Romero”,  que será la última parada antes de llegar al objetivo final: TALPA.

Es solo medio día de recorrido ya menos complicada la caminada pero  con la ansiedad de llegar a ver a la virgen. Conforme el avance  se siente esa vibra de fe que contagia a todos y hace más ligero el camino.

Después de un par de horas después de visitar la “Cruz de Romero”,  los rostros de todos los integrantes del grupo irradian felicidad en las miradas, dejando atrás el cansancio y fatiga al ver el letrero de la entrada del municipio. ¡BIENVENIDOS A TALPA DE ALLENDE!

Después de aproximadamente 100 kilómetros recorridos a pie por cientos de peregrinos que luchan contra las adversidades del clima, con el cansancio, la sed y muchos otros factores que representan el sacrifico ofrecido a la venerada imagen de la Virgen de Talpa, es donde se reafirma la fe de las personas que confían en ella o que se han visto favorecidas con algún milagro y hacen este recorrido a manera de paga  en busca de reconfortar nuevamente la fe y el espíritu; una experiencia cansadamente inolvidable.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: