¿Manchester o Barcelona?

Por Gladys Trujillo

Tal vez empatada con la final Liverpool contra Milan, esta es la final que se repite más rápido para dar lugar a la revancha.

Mañana será el día en que se demuestre cuál es el mejor equipo.

La mayoría de los fanáticos esperaba este encuentro por todo lo que encierra debido a la anterior final en que se encontraron. Como todos sabemos ganó el Barcelona, pero hoy en día el Manchester es un equipo totalmente diferente (tácticamente) al que jugó aquella noche en Roma.

Esta vez el encuentro se antoja más interesante dado las condiciones que encierra: ambos equipos son campeones de sus respctivas ligas, todos sus jugadores clave están al cien por ciento, además, es la despedida del mítico portero holandés Edwin Van der Sar, aquel que una vez detuvo dos penales en una semifinal de la Eurocopa de 2004 que a la postre perdería contra Portugal (el anfitrión).

La declaraciones no han dado más que para especulaciones, ya que ambas plantillas desde su cuerpo técnico hasta los jugadores sólo ofrecen muestras de respeto al rival, reconociendo la peligrosidad y el esfuerzo de los contrarios, no sin antes puntualizar su propio valor.

Guardiola dice que Chicharito es peligroso, Chicharito dice que la final de 2009 nada tiene que ver con esta, que es una nueva historia y que no siente miedo.

En comparación, ninguno de los equipos ha cambiado mucho desde 2009 (hablando de los posibles jugadores de campo para la noche del 28 de mayo), salvo las contrataciones de  Antonio Valencia como volante y la de Javier Hernández en la delantera que le dan un poco más de movilidad al juego de los diablos. Del Barcelona no hay mucho que decir puesto que desde que Guardiola está en el banquillo la fórmula mágica parece no acabarse, Messi adelante, Xavi sirviéndole pases, atrás  Piqué, con el maravilloso y emergente Valdés en la puerta (por decirlo de alguna manera).

Las apuestas por una pequeña diferencia van en favor del Barcelona y es que, ¿Quién cuestiona la magnificencia de su juego?

El Manchester, ya que a pesar de que su juego es más cerrado que el de Barcelona, tiene la ventaja de culminar campaña en su país, con la gente de su equipo para apoyarlos de cerca, un equipo más fresco y decidido, sin las diferencias que hubo en el vestidor en aquel tiempo (no olvidemos que Tévez acusó al equipo de malos tratos). También tenemos a una gran y furiosa afición madrileña ansiosa por ver perder al verdugo de los merengues, así que el esenario parece estar puesto más para los rojos que para los blaugranas.

Aún así el fútbol es tan impredecible como los temperamentos que convergerán en la cancha, bastará ver el arrojo de Park, el genio de Messi, el empuje del Chícharo o los vuelos de Van der Sar,  las grandiosas barridas de Puyol y las gracias de Villa. De inmediato se nota que (al menos para eso se antoja) será un partido de guerreros porque si habrá un momento para definir que equipo es mejor, será el partido de mañana.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: