Día de la anticoncepción en adolescentes

Por Gladys Trujillo

Sí, sabemos que este día se celebró ayer, 26 de septiembre, una fecha que se celebra a nivel nacional para prevenir los embarazos riesgosos en menores de edad, para así, conservar su salud y evitar que nazcan más infantes con deficiencias debido a lo prematuro de su concepción.

Cabe destacar que, alejado del panorama de las cifras, este es un problema de salud alarmante, ya que no se tiene el debido cuidado al hablar de la sexualidad de los jóvenes, de la anticoncepción y el sexo responsable. A veces los chicos no saben nada y no ven satisfechas sus dudas.

Muchas veces escuchamos que en el congreso ha habido numerosos debates en torno al aborto, si debe o no ser legal (por lo pronto en la Ciudad de México lo es) que si atenta contra la vida, que si se debe dejar a las mujeres decidir sobre su cuerpo… Cuando la solución está en la prevención y justo en la etapa adolescente es donde se puede atajar el problema y evitar después bebés prematuros, enfermos, abandonados o muertos en bolsas de basura a días de haber nacido, pero principalmente, asegurar la salud de nuestros niños, porque 14 años son pocos para llevar un/a bebé en el vientre, bebé que no estará sano debido a las deficiencias propias de la edad de quien los concibe. Esto sin contar los problemas de salud mental y emocional que se vienen en caso de aborto, o de permitir que el embarazo siga su curso. Niños cuidando niños, que no se terminan de desarrollar porque no supieron prevenir y no fueron orientados.

Precisamente ayer, leí un tweet en el marco de este día cortesía de un retweet de una amiga y decía lo siguiente:

#derechoadecidir INICIO>Papás: dejen de hacer estúpidos y ofrezcánles a sus hijos condones¿O sí se creen eso de que fueron a hacer la tarea?

Yo estoy de acuerdo, no es justo traer niños o niñas a este mundo a sufrir el rechazo, y tampoco es justo que por la ignorancia y/o renuencia de los padres y  jóvenes a explicar o preguntar qué sucede con sus cuerpos a esa edad, muchas chicas y chicos vean su desarrollo truncado, sin llegar a disfrutar esa etapa de su vida y las consecuencias que de ello se desprenden.

Niños, por favor, cuídense.

 

  1. Como le dije a mis hijos: “¡Sin globitos no hay fiesta!”

  1. 20/05/15
    Trackback from : issuu.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: