Día Internacional de los Derechos de la Mujer

Por Gladys Trujillo

Mucho trabajo y poco pago. Situación de muchas mujeres alrededor del mundo.

Mucho trabajo y poco pago. Situación de muchas mujeres alrededor del mundo.

El título fue elegido a modo de aclaración, ya que en estos días escuché una transmisión de Radio Universidad (UDG) donde la investigadora Candelaria Ochoa,  menciona que, “no es el día de la mujer, sino el día internacional por los derechos de la mujer”. Esto con el fin de evitar diputas con los hombres que se argumentan la inexistencia de un día del hombre. Para escuchar el audio completo haga clic aquí.

La intención básica y clara de este día, instaurado por la ONU hace 102 años, para la promoción de la igualdad de género.

Las cifras actuales no son de las más favorecedoras. Miles de mujeres en África, especialmente en Somalia, siguen siendo sometidas a la mutilación genital. En América del Sur, Centroamérica y Asia la fuerza de trabajo de las grandes compañías de artículos deportivos son mujeres con salarios inferiores al mínimo establecido por la ley (para saber más lea “El libro negro de las marcas”).

Y esto no para ahí. En México se encuentran dos lugares que destacan por el número de feminicidios cometidos: Ciudad Juárez, Chihuahua y el estado de México.

Aún así, hay mujeres que se dedican a ganarse un lugar en sus respectivos campos, demostrando que las cualidades no van ligadas al sexo:

Edna Montes es editora de la sección internacional del diario  El Informador. También, semanalmente escribe reseñas de libros para la sección Tapatío. Las reseñas de libros son elaboradas en su mayoría, por hombres. Aquí la prueba.

Priscila Hernández trabaja como reportera de Medios UDG y Sin Embargo, diario en línea. Sus trabajos principalmente tratan sobre discriminación. De por sí la vida reporteril no es sencilla. Ella considera que su trabajo y las dificultades valen la pena cuando se hacen visibles las situaciones de personas en desventaja social o con discapacidad para promover el respeto.

Karla Salcedo estudia Gatronomía y considera que esa carrera ha sido dominada por hombres y que en ocasiones se tiene la creencia de que los hombres son chefs y las mujeres cocineras. Su meta es tener su propio negocio.

Al margen del feminismo extremo, y a título personal, diré que si las mujeres queremos hacer cosas que en su mayoría son realizadas por hombres, no es por querer parecernos a ellos, ni por competir. El hecho es que disfrutamos esas mismas actividades y nos gusta desempeñarlas al máximo. Conozco mujeres que hablan de futbol fluídamente con otros hombres aficionados. Otro chicos no saben nada del deporte y no son menos hombres por eso. A veces, parte de entender a un hombre es entender sus aficiones. Pero otras tantas, se trata de hace lo que nos gusta y para lo que somos más hábiles. Aún cuando la costumbre considere que son “cosas de hombres”.

 

.

 

 

  1. ¿Cual es la diferencia entre Ginger Rogers y Fred Astaire?
    Que ella hacía lo mismo, pero de espaldas y con tacones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: