Posts Tagged ‘ periodistas ’

No se mata la verdad matando periodistas: NAR

Por Gladys Trujillo con información de NAR

En los últimos 12 años, 126 periodistas han sido asesinados. Justo en el periodo en que se declaraba que por fin había llegado la democracia a México.

Pues bien, la idea es que esos crímenes contra la libertad de expresión, el libre pensamiento y la democracia no sean olvidados. Se mata a la persona, pero la verdad sigue ahí. Eso es lo que quiere dejar en claro el gremio periodístico (o la parte de él que no le sigue el juego al poder) por medio del nuevo proyecto de Nuestra Aparente Rendición.

Nuestra Aparente Rendición (NAR) es asociación civil que en su portal cuenta los muertos, pero no como estadística, si no como personas que fueron. No sólo periodistas, también obreros, estudiantes, desempleados, migrantes…

El año pasado NAR lanzó el libro “72 migrantes” en que se narraban las historias de las 72 víctimas de la masacre de San Fernando, Tamaulipas, en 2010.

Este año, los esfuerzos de NAR están enfocados en reunir fondos para publicar el libro “No se mata la verdad matando periodistas” que como se ha mencionado arriba, busca mantener en la memoria los asesinatos de periodistas, comunicadores, trabajadores de los medios y la impunidad en que algunos casos (si no es que todos) se han manejado.

En el proyecto de redacción, trabajaron 126 periodistas, que eligieron un nombre y se dieron a la tarea de buscar qué era lo que hacían estos compañeros caídos, quiénes eran, qué investigaban, cómo van sus casos en la corte.

Esa cifra solo representa a los reporteros. Desconozco el número de editores, fotógrafos, traductores y difusores que trabajan en este proyecto (sin sueldo). Es un esfuerzo enorme, del tamaño suficiente para decir: “Ya basta”.

Este libro será el homenaje a los caídos y desaparecidos, pero también será el apoyo para los amenazados y los exiliados. La declaración de todos los periodistas (y los que no) de que no dejaremos que nos amedrenten, que no nos callaremos, que no queremos tener miedo y que seguiremos de pie. DE PIE.

Pues bien, como NAR trabaja con dinero propio de quienes colaboran en el portal o de donaciones, necesita de la ayuda de todos los interesados. Imprimir un libro como este, que contará con 300 páginas es costoso. Además, la intención es distribuir de manera gratuita los ejemplares que se puedan producir para hacer llegar el mensaje más fácil en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, México. Por eso este libro fue incluido en una campaña de cofinanciación a través de la fundación Goteo, que apoya este tipo de proyectos, los difunde de manera más amplia, en especial este trabajo que nunca se ha elaborado en ningún lugar del mundo.

Así que, quienes tengan a bien ayudar en la documentación física de estos sucesos lamentables en contra de la prensa en México, puede ingresar al portal de Goteo para hacer una donación, que va desde un aporte para aparecer en la sección de agradecimientos del libro, hasta aparecer como institución con su respectivo logotipo y un número específico de ejemplares.

También pueden entrar al portal de NAR, y leer un poco (o mucho) de los temas que se tratan, ya que no sólo se habla de los muertos del gremio, sino de todos los muertos víctimas de la violencia. Porque los muertos son de todos, son nuestros.

Anuncios

De la libertad de prensa y otras contrariedades

Por Gladys Trujillo

Hay días que se celebran y otros que se conmemoran. El día de la libertad de prensa (3 de mayo) es de los segundos. Se supondría que conmemoraría el libre acceso a la información a la prensa para que ésta a su vez pudiera publicar sin represalias de ningún tipo para mantener informada a la población sobre sus intereses generales y particulares.

Este año precisamente, en el marco de esta fecha, han sido asesinados 4 periodistas en Veracruz y otros dos han sido agredidos. En Jalisco, un reportero de La Jornada Jalisco fue golpeado por policías. Independientemente de si estos actos de violencia son realizados por el crimen organizado o por elementos de seguridad municipales, estatales o federales son inadmisibles y reprobables.

El periodista Álvaro Delgado lo define de manera acertada: “Quien atenta contra un periodista o un medio de comunicación, está atacando la democracia”. Un pueblo desinformado no sabe, y si no sabe, ni opina y si no opina se fue al carajo la democracia. El silencio se sobreentiende como estar de acuerdo. A veces no hablar significa pensar distinto, pero a falta de información las personas callan. ¿Con qué bases se enfrentan los ciudadanos si no tienen información para validar sus peticiones?

Es en esta disyuntiva donde el periodismo aporta a la democracia. Pero los intereses particulares en ocasiones pesan más que el interés común. Aun así, la verdad seguirá haciéndole sombra a esos intereses, como se lo gritaron al presidente Felipe Calderón en Puebla durante los festejos de la Batalla de Puebla: “No se mata la verdad matando al periodista”.

Siempre hay un valiente. Pero no es cosa de valientes. Es de garantías. De asegurarle a los periodistas un ambiente sano y propicio para ejercer su profesión sin miedo a represalias, sin tener que estar revisando constantemente el retrovisor del coche para ver si el auto de atrás es el mismo que le salió al paso tres cuadras atrás.

Si bien la Ley de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos ha sido un avance en materia de seguridad para los periodistas y comunicadores, no es suficiente. Basta ver que no hay medidas preventivas y las correctivas carecen de un análisis de fondo. Pero de eso a nada…

Por lo pronto, este año, el Día de la Libertad de Prensa recuerda el asesinato de 109 periodistas en México registrados entre 2000 y 2012 (79 en la administración de Felipe Calderón). Se conmemora a esos hombres y mujeres que han sido privados de la vida sólo por la profesión a la que se dedicaron. Se recuerda también, la impunidad en la que nuestro país está inmerso, si el homicidio de una persona que figura en los medios y que tiene un nombre más o menos público no se resuelve, ¿qué les espera a las personas que sólo son conocidas por sus familiares?

Este año, el Día de la Libertad de Prensa, es un llamado al fin de la impunidad.